No vas a ser tú el pendejo…

Realmente no sabía como empezar esta entrada en mi blog. No era tarea fácil y ha hecho que me retrase 1 semana en mi periodicidad. Quiero escribir y publicar los viernes para que podáis leer el fin de semana.

Todos hemos vivido situaciones parecidas en algún momento de nuestras vidas, quizás en las temprana edad de los primeros amores o ya en la madurez, como en el momento que vivo ahora. En cualquiera de estos momentos el amor es importante. En las primeras etapas, quizás mucho más idealizado por el romanticismo. Ese amor efervescente, de pastillas de picapica en la boca. Amor hormonado, amor distraído, amor de descubrimiento.

En las etapas más maduras, sería un amor constructivo, querer hacer un proyecto con los cimientos del amor y desamor aprendidos durante el entrenamiento de la adolescencia y los primeros años de adulto. Creemos en este amor y su eternidad, pero como en el cuento de los 3 cerditos, hay diferentes construcciones de este amor, y su solidez depende de muchos factores, que en esta entrada no trataré.

Durante todas las etapas de dan diferentes circunstancias dentro de una pareja y en este caso me voy a referir a un tipo de relación que puede suceder en cualquiera de estas etapas. La persona que se va de esta relación, y al cabo de un tiempo vuelve a ella. Muchas de las ocasiones esta persona “necesita” salir de esta relación, como una relación sana, afectiva, y compartida, no una relación desigual o tóxica.

Cuando una persona quiere dejar una relación debemos estar preparados para alguna de estas frases típicas:

  • Necesito enfocar mi vida en mis estudios/trabajo. No es un buen momento ahora para una relación.
  • Te mereces algo mejor que yo.
  • No eres tú, soy yo.
  • Necesito tiempo para poder ordenar mis ideas.
  • Estoy confundido/a, la verdad es que no sé lo que quiero ahora mismo en mi vida.
  • No estoy preparado/a para dar el siguiente paso y siento que es lo que tú necesitas/quieres.
  • Creo que lo mejor es que seamos únicamente amigos.
  • Estoy en un momento de mi vida en el que no puedo ni cuidar de mí mismo/a, así que menos podré cuidar de una relación.
  • Necesito mi propio espacio y siento que lo estoy perdiendo.
  • Queremos cosas diferentes en la vida por lo que ésta relación nunca va a funcionar y tendrá que acabarse tarde o temprano.

Normalmente esto nos puede coger por sorpresa, aunque en muchas ocasiones ya hemos tenido señales de alarma que nos pueden indicar alguna cosa, pero que la actitud de la otra persona “camuflan” en palabras de cariño o gestos que te devuelven al estado anterior de amor en pareja y aunque pueden provocar algún momento de confusión.

Pero lo inevitable sucede, se rompe la relación irremediablemente. Cada persona tiene diferentes herramientas para gestionar este proceso. Puede ser largo y difícil por un apego desmesurado a la persona que se ha ido, o una gestión un poco más liviana, entendiendo que la persona que se ha ido, ya no forma parte de nuestra vida y aceptar su partida. al cabo de un tiempo todo está bien.

Pero la vida da muchas vueltas y un dia, esta persona aparece en nuestra vida de nuevo diciéndonos que:

  • Te necesito.
  • Merecemos estar juntos de nuevo.
  • Sin ti no soy nada.
  • Te he extrañado durante todo este tiempo.
  • Ahora sé que tú eres la persona indicada.
  • Estoy preparado para dar los pasos necesarios contigo.
  • Creo que has sido el mejor amor de mi vida.
  • Los dos juntos somos perfectos y sabremos cuidarnos mutuamente.
  • Podemos construir nuestro propio mundo.
  • Siempre hemos sabido lo que queremos y lo podemos compartir.

Parecen frases sacadas de cualquier canción de radio fórmula popular o película romántica edulcorada. En muchas de estas ocasiones aceptamos o nos planteamos aceptar el “retorno” a un estado de amor anterior. Siempre nos han dicho aquello de “más vale malo conocido que bueno por conocer” y volvemos a “caer” en una relación que en ocasiones aún nos dolía la pérdida de esa persona. Cómo buenos adictos al amor romántico, hacemos de nuestra persona un personaje de una película de serie romántica de los domingos por la tarde en televisión.

Hay que saber querernos a nosotros mismos y saber decir NO a una situación que, aunque nos parezca algo maravilloso, con mucha seguridad se va a convertir en un hecho recurrente con esta persona haciendo de esta relación una aparcadero y que será el lugar donde volver de cada huida o momento de duda. Sabemos que una vez quisimos, estuvimos enamorados de esa persona, pero una vez se fue para no volver, y aunque ahora quiere volver debemos hacernos esta pregunta: ¿qué pretende realmente queriendo volver?

El gran Diego Lossada, emprendedor y influencer, con millones de seguidores en distintas redes sociales, nos da una respuesta muy interesante y divertida:

Si se va de tu vida y te dice que quiere volver, dile que NO. Quiere volver porque allí donde fue tampoco la quieren, no vas a ser tú el pendejo que te la quedes.

(Cualquier parecido con mi vida o mis relaciones puede ser pura coincidencia o alguna mala pasada por parte de mi inconsciente freudiano. Que nadie se sienta aludid@, no va por nadie ni por nada. Muchos besos, os sigo queriendo.)

5 comentarios sobre “No vas a ser tú el pendejo…

  1. Tema delicado Robert.
    Pienso que cuando se dicen esas frases, (te las digan ó las digas) no te levantas un día y las dices así sin más.
    Cuando salen por la boca es que en el interior llevan tiempo sonando.
    En cuanto al tema de volver…
    Habría que mirar cual ha sido el motivo que haya llevado a la ruptura.
    Por diferencias entre los dos? Comunicación? De ser así y con voluntad por ambas partes quizás tuviese arreglo.
    Traición?.. Recuperar la confianza es difícil,la mentira siempre pesa y mucho.
    Cuando algo se rompe es mejor aceptarlo, pasar el duelo y enamorarte de la persona que siempre estará contigo. (A TI MISMO).
    A veces el volver significa miedo a estar solo, tal vez ni sea amor, tan solo te has acostumbrado a la otra persona.
    Es un tema con mucha tela para cortar.
    Habría que valorar si lo que tenias era una relación sana, por la que valdría la pena intentarlo de nuevo o por el contrario era una relación tóxica que te hizo sufrir y lo seguirá haciendo si vuelves.
    Un buen tema para reflexionar y meditar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Bea, sí un tema delicado, seguramente.
      A veces nos toca estar en un lado o en el otro lado de la barrera. Estas frases suelen ser un recurso fácil y no afrontar una conversación sincera, com amor y respeto, sencillamente, un recurso para salir corriendo.

      Cuando hay una situación de relación mal llevada, tóxica, con malos entendidos, celos,… etc, nunca se sabe cómo va a terminar, ya que seguramente hay y ha habido muchas conversaciones anteriores a la rotura de la relación, pero también hay que tener en cuenta que en alguno de esos momentos que se está hablando, ya hay una determinación en no seguir con esa relación, pero algo, lo que sea, nos hace dar marcha atrás, y seguramente esto es el error.

      Tod@s nos hemos dado cuenta quando na cosa se ha roto, todos sabemos que nuestra relación no funciona, pero nos han “educado” a aguantar y ser tolerantes, cuando lo que debemos hacer es lo que tu misma dices, amarnos a nosotros mucho más y con ello también sabremos amar mejor y más sinceramente a las personas que nos quieran acompañar en el viaje de nuestra vida.

      En este caso no hablaba de experiencias personales concretas, aunque mi subconsciente quizás haya hecho recopilación de algunas de esas ocasiones en las que he usado estas frases y las han usado para mi. Cuando me ha sucedido a mi, he preferido dejar alejar a esta persona a pesar de sentir un profundo enamoramiento y amor por esa persona. Si eligió marcharse, no debo impedirlo, si quiere regresar, debemos hablarlo, con toda la sinceridad y amor, aunque no retomemos la relación de pareja.

      Muchas gracias por tu aportación, un placer.

      Le gusta a 1 persona

  2. Potser sobrarà una mica que el comentari l’escrigui en català, però, és la llengua en la que sento, en la que parlo, en la que estimo, en la que penso i m’expresso millor; en definitiva, en la que soc jo (pensament i sentiment). I com crec que d’això tracta el blog, la vida, l’evolució i creixement personal, doncs així ho faig. Exactament igual que en les relacions.

    Aquests supòsits, aquestes frases tan típiques i tòpiques que ens planteges, de vegades tan sols són l’escuma del mar, generalitzacions. Que sí, que qui més qui menys, ens hi hem trobat algun cop. Una relació tòxica de la que mentre ens creiem enamorats, no en volem sortir, i quan obrim una mica els ulls, no en sabem sortir, o això ens sembla. I aquí hi entra, entre moltes altres coses, la por a estar sols, por que fa que caiguem una vegada i una altra en la mateixa pedra. Però de vegades no és això, de vegades, senzillament, dos persones s’estimen però no és el moment. I potser hem utilitzat una frase d’aquestes perquè no ho hem sabut fer millor, perquè encara no ens havíem escoltat a nosaltres mateixos tot i estimar molt a l’altra persona. Llavors comencem un camí, que el fem sols en gran part, i som sincers amb nosaltres mateixos i per extensió, amb aquella persona que havíem deixat amb una frase tòpica. I es genera un vincle, una connexió empàtica, una evolució conjunta que abans no existia perquè la por no la deixava sortir. Es genera, es crea l’amor. No la dependència, l’apego, la toxicitat, aquestes segones oportunitats són pedres creades amb la frase estrella: et necessito (amb aquesta fuig!).

    Amb les altres? De vegades necessitem fer una part del camí sols per poder viure l’oportunitat de construir i viure l’AMOR per primera vegada amb aquella persona de la que un dia ens vam separar. No perquè no m’estimessis, sinó perquè encara no ens estimavem prou i per tant, no podíem estimar-la com es mereix i volem fer-ho.
    La dificultat potser radica en distingir una cosa de l’altra, però un senyal força fiable és com ens sentim realment amb aquella persona. Ens estimem o ens necessitem?
    Si és la primera, vivim-ho aquí i ara.
    Si dubtes o és la segona, necessitem aquella tecla que ens connecta amb nosaltres mateixos, un bon coach. I aquí en tenim un!
    Gràcies Robert, per ser, estar i connectar

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, per a res! la meva llengua materna és el català i m’estimo la meva llengua encara que no la usi en el meu web, ja que encara no tinc comprat el paquet per dos llengües, però esta en ment per fer-ho en breu.

      Sobre la teva reflexió:
      Em sembla molt interessant i aporta un punt necessari en les relacions humanes, ja no sols de parella, sinó en les relacions en general. He usat en alguna ocasió aquest recurs, i entenc i sé que no és la millor manera, ni la més sincera amb ningú. Una d’aquestes “mentides piadoses” que solen fer més mal que dir les coses tal com rajen.

      A mi també me les han dit, i fins hi tot, totes alhora, quan realment és innecessari fer-ho, però que hi farem, així és la condició humana. He après y segueixo aprenent com he de fer les coses y com no les vull seguir fent.

      Moltes gracies, un plaer.

      Le gusta a 1 persona

  3. Jo sempre faig un breu resum a tot…. “si duele, no es amor”.
    Una vegada vaig escriure això:
    Que no valen las excusas. Que a veces “eso” está por encima de todo eso. Que cuando se quiere, se puede. Aunque a veces parezca imposible. Aunque la agenda esté apretada y tengamos el día encima. Aunque los ánimos no estén hacia arriba precisamente. Que a veces se trata de demostrar más que prometer. Que de las palabras ya se encarga el viento. Y lo importante es ser, y no solo estar. Que a veces también se puede dejar marca desde lejos. Y que los pequeños detalles, al fin y al cabo, son los que importan. Que quien te saca una sonrisa se merece todo y que cuando hay que contar, estos son los que valen oro.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: