Aprende a aprender.

Cómo aprender de forma consciente y productiva

Aprender a aprender, un título recurrente para una idea sencilla de cómo podemos aprender y qué fases hay en un aprendizaje. En estas fases del aprendizaje, la consciencia tiene un papel muy importante y así como la consecución de competencias. Los explicaré de la siguiente manera y con ejemplos muy fácil de entender:

Inconscientemente incompetente.

Esta es la primera fase del aprendizaje consciente, tanto es así que no sabemos qué necesitamos aprender, ni cómo, ni para qué. No tenemos en nuestra consciencia (inconscientemente) que necesitamos aquello que queremos aprender (incompetente). Está claro, no sabes que necesitas porque no tienes consciencia de tener esa necesidad. Vamos a poner un ejemplo:

Eres un niño pequeño, ya hablas y andas, pero no tienes ninguna necesidad de conducir y desplazarte con un coche conduciéndolo tu. Tus padres te llevan cómodamente donde ellos quieren y a ti eso no te preocupa en lo más mínimo. Tus preferencias son otras en esta fase de la vida. Para qué conducir cuando puedo jugar en el parque o en el barro. Te da igual no saber conducir.

Conscientemente incompetente.

Segunda fase y inicio de este fantástico proceso, la consciencia de la necesidad de aprendizaje ha encendido una pequeña lucecita creativa (conscientemente). Tengo una necesidad y debo cubrir esta necesidad. Debo saber cómo hacerlo, qué elementos necesito, qué conocimientos necesito para poderla realizar, cuándo y dónde debo hacer para adquirir estos conocimientos. Está claro, necesito hacer una cosa y quiera aprender a hacerla. quiero conocer o aprender algo, y debo ver cómo puedo hacerlo (incompetente). Vamos a poner el ejemplo para que se entienda mejor:

Has cumplido los 18 años, quieres ir con tus amigos/as por ahí, quieres ir con tu pareja, o con quien te apetezca. Eso que se le llama “Hacer tu vida”, vaya, que quieres conducir un coche, preferentemente tuyo, aunque sea el viejo “cacharro” que te prometió que te daría tu abuelo. Está claro, ¡Quiero aprender a conducir! (Conscientemente) Se que no se conducir y que debo ir a un autoescuela para aprender las normas y el manejo de un automóvil (incompetente). Que nadie se lo tome como un insulto, pero está más que claro que nuestras competencias en la materia de conducción en esta momento son nulas. Así que ya estamos apuntados y “empieza la fiesta” del aprendizaje de la conducción de automóvil.

Conscientemente competente

En esta fase, el aprendizaje está hecho y ahora debes empezar a demostrar tus habilidades aprendidas (conscientemente). Aún no tienen el automatismo y la soltura que tendría una persona que lleve tiempo haciendo esa actividad, pero tienen los conocimientos, y estas en los inicios de las habilidades (competente). Aún debes pensar en cada movimiento, acción, o palabra que debes hacer o decir para que todo funcione con cierta normalidad. Vamos a por el ejemplo:

Ya estás sentado en el coche, con las manos en el volante, la vista clavada al frente y de vez en cuando mirando los espejos retrovisores con gestos espasmódicos (conscientemente competente). ¡Ya tienes el carnet! Después de uno días estudiando, un examen que te parecía peor que el de la selectividad y unas prácticas interminables para un examen que te daba más miedo que la primera vez que te saltaste “el toque de queda” de tu madre o padre de llegar antes de las 12 de la noche y eran las 3 de la mañana. Ahora conduces tu coche heredado, o no, y cada maniobra necesita de una atención y una dedicación por tu parte y la de tu mente, muy alta. Quieres hacerlo bien, no quieres tener ningún accidente y a demás ya sientes la “libertad” de conducir, pero aun no la disfrutas con toda su plenitud.

Inconscientemente competente

En este punto del aprendizaje ya no necesitas pensar que debes o como debes hacer lo aprendido, sencillamente lo haces, lo ejecutas sin que ello resulte ningún tipo de esfuerzo para ti o tu mente (Inconscientemente). Esto que has aprendido ha hacer y que has mejorado con estas “horas de vuelo”, con el día a día, con los aciertos, los errores, … (competente) Ya no necesitas esforzarte en hacerlo, lo haces y ya está. el ejemplo que nos ha ido acompañando viene ahora:

Conduces, tienes carnet, tienes coche, y algunos años conduciendo, donde has pulido tus habilidades robóticas y ahora conduces como los ángeles, o por lo menos así lo crees tú, aunque algún que otro conductor lo ponga en duda alguna vez en alguna rotonda, Conduces, pones las marchas, miras por los retrovisores, ponens intermitentes casi de forma automática, sin dedicarle especial atención, conduces y disfrutas de la conducción, así, sin más.

Estas fases del aprendizaje me han servido para darme cuenta en que punto puedo estar en algo nuevo que estoy aprendiendo, pero sobre todo,para darme cuenta, qué es lo que todavía no he aprendido porque no me he dado cuenta que lo necesito o lo quiero aprender para mejorar mi vida, mi mundo, mi cultura, o simplemente para ser más feliz.

3 comentarios sobre “Aprende a aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: